Una bebé de un poco más de un año de edad fue brutalmente asesinada por su propia madre, que junto a su pareja la sometieron a torturas.

 

El 22 de septiembre de 2020 en Keighley, Reino Unido, una mujer junto a su pareja pisaron repetidamente a la hija de una de ellas. La menor, de 16 meses de edad, murió debido a las graves lesiones en su cuerpo.

Hasta el día de hoy, las mujeres siguen negando su responsabilidad en los hechos, a pesar de que hace unos días, según The Sun, aparecieron nuevas imágenes y registros sobre los abusos cometidos previos al cruel asesinato.

Bebé fue asesinada por su madre

En uno de ellos, se puede ver a la menor cayendo al suelo, justo debajo de una silla, dejando en evidencia la negligencia de sus cuidadoras. En otro se puede observar a Star, la guagua fallecida, con moretones e hinchazón en una mejilla, además de marcas en la frente.

Y si eso fuera poco, también se puede ver a la bebé llorando mientras intenta subir las escaleras. Pese a que sufría una fractura, las mujeres la obligaron.

Bebé muere a manos de su madre

Su madre Frankie Smith (20) -la de la foto- y su pareja, Savannah Brockhill (28), serían las culpables de su muerte acorde a la investigación judicial.

Bebé fue pisada hasta morir

 

"La realidad es que las lesiones sufridas por Star fueron tan catastróficas que nunca hubo una posibilidad real de salvar su vida", dijo el fiscal Alistair MacDonald al medio británico, The Sun.

La bebé sufrió desgarros, hematomas y traumatismos en varios órganos, heridas causadas por golpes contundentes “ya sea en forma de puñetazos, patadas y pisotones en el abdomen”, indicó el fiscal.

Las viles y crueles asesinas, ese día del crimen,  buscaron en google  “shock en bebés”, “cómo sacar a una bebé de un shock”, demorándose 15 minutos en llamar a la ambulancia desde que la menor cayó en shock .