La competición calificada como ‘la carrera más linda del mundo’ tiene a Riveros entre sus campeones desde el 2015.

Acompañada por su madre, la triatleta se coronó como hexacampeona de la competición con un tiempo de 4 horas, 26 minutos y 48 segundos. Mientras que la argentina Romina Biagioli se quedó con el segundo lugar llegando 13 minutos después de la ‘Chicka’.

“Estoy muy contenta, tenía un poco de dudas de poder venir, pero gracias a Dios estoy acá y le pude entregar este triunfo a toda mi gente. No vengo acá por los títulos, vengo acá para disfrutar a mi gente”, declaró la triatleta en conversación con TVN.

‘Chicka’ se alza entre la élite de los más ganadores de la competencia junto al argentino Oscar Galíndez y la canadiense Lisa Bentley. A pesar de no sentirse preparada para ser la campeona este año, la triatleta se coronó por sexta vez desde su primer triunfo en 2015, ganando los 4 años siguientes

El orgullo materno

En la instancia la presencia de su madre María Helena Díaz, a quien se acercó a abrazar inmediatamente después de su sexto triunfo, Díaz conversó con ADN Deportes sobre el triunfo de su hija y su relación con ella.

“Siempre Bárbara es sorpresa, pero esta es una más de su empeño y esmero en sus metas, muy propias de ella”, comentó al citado medio María Helena. “Ha superado sus metas, era el propósito que tenía. Detrás de esto hay mucho esfuerzo familiar y de su padre, ha sido su sostén en términos económicos y de estar presente con ella. Yo estoy en el talón de atrás“, declaró con orgullo la progenitora de ‘Chicka’.

“Los chilenos normalmente no se van afuera tan temprano y cuando uno tiene ese deseo de caminar afuera solitariamente, fue su opción, y el temple que tiene reforzó ese pasaje de su vida al irse a la aventura con 19, 20 años“, dijo también María Helena Díaz.